I loved you Emma

Por

La autora de la entrevista, en una demostración de habilidad seductora, ha decidido contrarrestar la belleza facial de Emma embadurnando de tipografía gigantesca una oda a la humildad digna de quien busca compañía en una página de contactos.

La triste historia de esta columna

Por

Sin embargo, lo que usted nunca hubiera sabido de no estar leyendo esto es que el presente artículo se entregó con varios días de retraso y la consiguiente vergüenza del autor de este texto, que nunca ha podido acostumbrarse a dar plantones pese a que en sus círculos más íntimos es conocido, precisamente, por dar plantones.