En la boca al lobo

En la boca al lobo

Por

Ahí, sin temor, quienes te lo dicen saben que se te acerca la bestia y la dibujan con todos sus colmillos y el brillo más espeluznante de sus ojos. Ahí estás tú, y se te acerca el lobo, estás en sus fauces, dale.