Palabras

Por

Pero hoy quieren que nos olvidemos de lo que hemos sido y lo que pudimos pensar. Nos roban las palabras al evitar el aprendizaje de lenguas clásicas. Ya no importa leer. ¿Y qué son las palabras si ni tan siquiera se puede leer?

Relojes

Por

Cuando a día de hoy veo que el reloj de mi ordenador marca exactamente la misma hora que mi móvil, sólo puedo decepcionarme con lo asqueroso que resulta ser preciso.