La Rocktelera

LEAD Technologies Inc. V1.01

Pete Townshend: Empty glass (1980)

Aprovechando que Pete ha cumplido años este 19 de mayo, quisiera recordar con vosotros su primer disco de estudio en solitario, Empty glass (1980), un trabajo que sorprendió gratamente a la crítica musical del momento y que, a la postre, superaría con creces todos los discos que The Who grabarían en esta década, demostrando así que, probablemente, Pete no necesitaba a The Who. El propio Roger Daltrey cogió un «mosqueo», ya que si Pete hubiese destinado algunos cortes al Face Dances editado ese mismo año por The Who, seguramente este hubiese tenido más calidad.

El álbum se enriquecía de las típicas composiciones de Pete en un momento desde el punto de vista personal «chungo» tras la muerte del baterista de los Who, KEITH Moon, y de su divorcio, que le llevaría a un periodo de creatividad musical cuyo mejor ejemplo es, sin duda, este disco que os presento hoy. Echando quizás en falta la voz de Roger Daltrey en algún que otro tema, aunque, musicalmente, se separaba del típico sonido de los Who (con las guitarras como instrumento básico), son los teclados los que suplían con creces este papel predominante (sin la presencia de las guitarras en algunas canciones), quizás, influido por el nuevo sonido de la New Wave de comienzos de los ochenta.

El título del disco y de una de las canciones incluidas, la dinámica «Empty glasses», hacía referencia a los vasos vacíos que se devuelven después de beber una y otra vez en el pub de turno y que nos recordaba los problemas que Pete tenía por aquel entonces con el alcohol (mejor dicho, con su abuso).

El corte con el que se abría el disco es otro de mis temas favoritos, «Rough Boys», una canción electrizante dedicada a sus hijos y a los Sex Pistols, en el que trataba el tema de la homosexualidad.

La canción más recordada, de todos modos, es la canción que salió también editada en single, «Let me love open the door», una preciosa balada digna de ser escuchada una y otra vez.

El resto de cortes del álbum son una buena muestra de pop-rock, como «Jools and Jim», un tema con crítica social, la preciosa balada «Cat´s in the cupboard», «And I moved», con la presencia constante de los teclados, o la de los coros en «Keep on working».

En definitiva, una joya musical que hará las delicias de todo fan de The Who. El álbum se puede escuchar en:

https://www.youtube.com/watch?v=-gpdNkVnAuo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *