Mensaje navideño extraordinario

La Junta Superior del Consejo General de la Hermandad del PuñoCerrao, reunida extraordinariamente el día 22 de Diciembre, ha decidido vetar, entre sus hermanos, cualquier tipo de compra navideña externa en esta presente campaña. También se ha hecho balance de iniciativas anteriores y propuesto nuevas líneas de actuación.

Para no variar, ya vamos con retraso.

Decenas de nuestros hermanos, cada navidad, instigados por las campañas publicitarias, toman la decisión de gastarse los cuartos en cosas que no necesitan; esto, como saben, va totalmente en contra con la política de la Hermandad de no gastarnos, con perdón, un puto duro. Nuestro bien amado contable, Ladino Puñorostro, nos ha hecho saber que los ingresos, en el pasado mes de noviembre y durante el presente mes de diciembre, han descendido un 27%; recuerden que, si gastan fuera de la entidad, disminuye la cantidad a ingresar a nuestras arcas.

Grandes almacenes y pequeños comerciantes ansían vender más, más y más en estas semanas con la excusa de que debes mostrar tu espíritu navideño a través de los regalos que ellos te ofrecen. Desde el Consejo de Gobierno maldecimos todas esas abyectas sectas comerciales. ¿En qué perfume está el aroma de su dios escondido? ¿En cuál de sus best-seller está la respuesta a la felicidad? Los electrodomésticos que venden estas fechas funcionan mejor, los televisores tienen cadenas extras, eso dicen. Todos sus `precintados´ albergan, en su en sí de la transacción, la satisfacción de haber calmado una necesidad que ellos mismos crearon ante su bombardeo en el hechizo televisivo. ¡Brujos! Regalen en la presente fiesta un buen apretón de manos o un abrazo como dios manda a quien ama. Si aún siente ese gusanillo de la insatisfacción, por favor, en adelante, estén atentos a los boletines online de nuestro comercial; dejen sus vicios y a partir de ahora sean adictos a los nuestros, a nuestro florido abanico de promociones con el que ahorrará e invertirá en la forja del Puño Dorado. Si está podrido en euros ingrese en nuestra cuenta que ya daremos buena cuenta de él. No queremos ni mencionar las conocidísimas cenas de empresa donde nuestros hermanos, además de dejarse los cuartos en una indigestión imperial, deben hacer regalos a sus odiados compañeros de empresa; desde la Hermandad se apoya al boicot de dichas comilonas llevando los tupers con comida de casa (nada mejor que hacer las cosas por uno mismo) y ofreciendo a nuestro amigo invisible las hojas secas recolectadas en la pasada iniciativa de otoño.

Con respecto a la anterior campaña *Este invierno hacemos gimnasia pasiva desde el sofá*, promovida por nuestras hermanas de las manitas frías, decir que ha sido todo un éxito, destacamos los testimonios que hemos recibido de nuestros más apreciados hermanos: “desde que tirito viendo la televisión he perdido 200 gr y no saben cuánto ahorré en calefacción”, “el abrazo es la mejor calefacción para nuestra casa”, “desde que no tengo que preocuparme por la factura de la luz soy mucho más feliz”, “además de ahorrar en mi consumo energético estoy contribuyendo al medio ambiente”.

Por último, anunciamos la nueva propuesta para la próxima primavera. “La Compañía de los Hombres Bujero en Mano”, ha decidido crear una banca con el propósito de garantizar seguridad en los ahorros a sus seguidores; ante esta iniciativa responderemos con la contra-campaña de hacer ver cuán bien se duerme con los ahorros bajo el colchón, los motivos que nos mueven para hacer esto son bien sabidos por todos: ningún tipo de comisión, liquidez inmediata, máxima rentabilidad y posibilidad de bancarrota cero. En los meses que siguen aprovecharemos para hacer campañas de captación y creación de unidad en dicho contra-grupo. La mejor manera de salir de la presente crisis es no pagando por aquello que otras hermandades (véase la “Compañía de los Hombres Bujero en Mano” o “Descalzos con chistera”) han derrochado con los intereses del “Compre hoy y Pague mañana”.

Sin más, les deseamos unas austeras pascuas llenas de amor, felicidad y tickets descuento. Para quien lo desee, el PuñoCerrao da motivos para no gastar, para valorar aquello que el dinero nunca podrá comprar. El puño es cada uno de sus hermanos, más `apretao´ conforme va creciendo. Nuestros colaboradores austeros se ven sin envidias, querencias ni dependencias entre miles de personas pendientes de su felicidad en el tener más. Por tener más no será más completo; dona a la hermandad y cólmanos de dicha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *