La Rocktelera

Os Mutantes (1968)

Hoy os traigo uno de los discos más influyentes e importantes de la escena rock psicodélica brasileña: el primer álbum de título homónimo de  Os Mutantes, editado originalmente en 1968. El grupo se formó allá en el año 1966 por Rita Lee a la voz solista, Sérgio Días a la guitarra y su hermano  Arnaldo Baptista al bajo y al teclado, y, finalmente, Ronaldo Leme, “Dinho” a la batería. Aunque poco conocida fuera de su país durante décadas, fue una de las bandas más innovadoras y experimentales en su época, con el uso de acople, la distorsión y el juego con los sonidos en el estudio.

El disco absorbía diversas influencias que iban de la samba y la bossa a la psicodelia anglosajona para crear una sabrosa mezcla rock en la era hippie.

Abre con “Panis et Circenses” un tema compuesto por Gilberto Gil y Caetano Veloso, una de las mejores canciones del álbum, llena de experimentación y conducida dulcemente por la voz de  Rita Lee, muy cercana al estilo que habían propuesto The Beatles en el “Sargento Pimienta” un año antes.

A Minha menina”, escrita por Jorge Ben, que, además, participaba como músico, es otra de las cumbres de este álbum, editada en su día como single y recientemente versionada por el grupo Sunlightsquare para la banda sonora de la película “Trash”. Guitarras distorsionadas y juegos de voces, dentro de un tema jovial que canta al amor, harán las delicias de todo degustador del pop psicodélico que se precie.

Si tuviera que seguir discriminando entre los cortes del disco me quedaría también con la canción  más fusión de todas, “Bat Macumba”, donde la percusión y las distorsiones se convierten en las verdaderas protagonistas.

Para colmo, además de las composiciones originales, el álbum cuenta con dos versiones: “Tempo no Tempo” que es la traducción brasileña de una canción del famoso grupo californiano The Mamas and The Papas” (“Once was a time I thoought”) y la versión cantada en francés por Rita Lee de “Le premier bonheir du jour”, grabada con anterioridad por Françoise Hardy.

Se podría decir, para acabar, que es como si The Beatles hubiesen viajado a Brasil y hubiesen expandido todo su repertorio psicodélico con los sonidos tribales y populares de Brasil.

En definitiva, toda una joya psicodélica.

Puedes escucharlos en https://play.spotify.com/album/2UlvWHl8hdylHQdO6ukwma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *